Por qué debes aprender a delegar en tu negocio

aprender-delegar-daniel-del-valle

Hay empresarios que lo quieren hacer absolutamente todo. Gestionan su área de especialización, gestionan ventas, el área comercial, incluso facturación. Se reúnen con clientes, coordinan a su equipo… y aún así tienen un problema muy grande del que no son conscientes. Que quieren asumir prácticamente todas las tareas y tienen una seria desconfianza hacia todo el mundo, ya que no confían en que otra persona sea capaz de hacerlo.

¿Por qué es importante aprender a delegar en tu empresa? ¿Salen las cosas mejor por el hecho de tener un mayor control sobre ellas?. Este es un tema que necesita de un estudio más profundo, pero en este post vamos a intentar mostrarte que no necesariamente por tener un mayor control sobre las cosas, estas salen mejor.

 

Qué hacer para aprender a delegar

 

Lo primero y más importante es ser o aprender a ser humildes y entender que no lo sabemos todo. Después ver claramente que no podemos asumir todos y cada uno de los trabajos de nuestro negocio. Por el bien del negocio y de nosotros mismos como empresarios.

Lo cual debería llevarnos, en primer lugar, a acudir a la figura de un mentor o consultor que nos ayude a solucionar dudas sobre las áreas en las que tengamos más dudas. Por ejemplo, Daniel del Valle es consultor de Google Adwords y marketing online y ayuda a las empresas a conseguir mejores resultados, optimizando su inversión. Pedir ayuda externa siempre aporta visiones y soluciones que nosotros no vemos desde el lugar o postura que estamos.

En segundo lugar, es importante que aprendamos a gestionar mejor nuestro tiempo. A rodearnos de personas de confianza que trabajen bien en su área y puedan liberarnos de trabajo para poder asumir otras tareas. Esto no quiere decir que estas personas no comentan fallos, o que lo hagan exactamente como lo haríamos nosotros, pero debemos dejar que se vayan formando con la experiencia en el área. Es la única forma de crecer y que no todo pase pare el embudo de la conformidad del empresario, ralentizándose la mayoría de procesos.

Es importante que entendamos el valor de la automatización; aquello que puede hacer otra persona, un empleado o un profesional freelance, y en algunos casos mejor que nosotros, no debería estar en nuestras manos y deberíamos procurar olvidarnos de ello, sin dejar, eso sí, de analizar los resultados.

 

¿Qué pasa cuando no aprendemos a delegar?

 

No delegar tareas en otras personas o empresas puede tener consecuencias negativas para nuestra empresa.

  • Los trabajos se demoran en el tiempo sin una fecha fija, por lo que pierdas el control sobre tu estrategia de negocio.
  • Al asumir cada vez más y más tareas, tiendes también a procrastinar más, estar más cansado y tener menos lucidez para realizar determinadas tareas.
  • Te haces cargo de tareas en las que no eres experto y sobre las que es mejor que se ocupara otra persona.

Crees que estás avanzando o que tienes el control sobre tu negocio, pero a la postre el problema es que nunca llegas a crecer porque tu día tiene 24 horas y no das más de ti.

No aprender a delegar puede ser muy peligroso para tu negocio. En cuanto empieces a crecer un poco, tú mismo te vas a ir dando cuenta.

Si te ha gustado, ComparteloShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *