Formas de financiar tu proyecto inmobiliario

prestamo-promotor

Hoy vamos a hablar sobre el préstamo promotor como fuente de financiación para un proyecto inmobiliario. Un proyecto inmobiliario es cualquier proyecto que se base en realizar obras de construcción, tanto sea de viviendas, oficinas, público, etc. Para conseguir los recursos necesarios para llevarlo a cabo existen numerosas formas de financiación.

En la mayoría de los casos los promotores acuden a los bancos para conseguir los recursos necesarios para llevar a cabo el proyecto, lo que conlleva un gran riesgo, porque la mayoría de ellos no tienen la solvencia necesaria para hacer frente a las inversiones ni a los créditos o préstamos ofrecidos por los bancos.

Para hacer frente al proyecto existen diferentes formas de financiación, entre ellas podemos encontrar los préstamos puente (promotor) y la financiación alternativa:

  • Los préstamos puente son créditos ofrecidos a los promotores que cuentan con el suelo o acceso al suelo donde se va a realizar la obra pero que no tienen los recursos necesarios para iniciar el proyecto ni para conseguir todas las licencias que deben tener. Estos préstamos son a corto plazo.
  • La financiación alternativa es una nueva opción que tienen los promotores para conseguir financiación a corto plazo. Es una manera de unir a los inversores con aquellos promotores que necesitan una ayuda para conseguir los recursos necesarios para realizar el proyecto. Estos créditos no son ofrecidos por la banca si no que son ofrecidos por instituciones privadas. Esta forma de financiación es rápida, flexible y fácil. Pero los promotores que eligen esta forma de financiación tienen un mayor riesgo de pérdida ya que ponen a disposición de la empresa todo el capital que tienen para realizar el proyecto. Las formas de financiación alternativa más comunes son:
    • el crowdfunding: que consiste en pedir dinero, en pequeñas cantidades, a muchos inversores en lugar de sólo a uno. En este caso el inversor recibe una compensación por parte de la empresa que necesita la financiación.
    • el crowdinvesting: en este caso los inversores consiguen una participación en la empresa que pide el crédito, el rendimiento que consiga este inversor va a depender del éxito de la empresa, de los rendimientos que esta tenga. En este caso el inversor tiene la posibilidad de perderlo todo.
    • el crowdlending: consiste en la entrega, por parte del inversor, de un préstamo a la empresa que acude a él para consumir sus servicios, es decir para conseguir financiación para su proyecto.
    • el invoice discounting: es igual que el factoring tradicional, favorecido con la nueva tecnología. Es la forma de financiación alternativa más utilizada entre las PYMES.

 

La financiación tiene que hacer frente a todos los costes que conlleva la inversión inmobiliaria. Una inversión inmobiliaria incluye el pago del solar, es decir, lo que el promotor debe pagar para que comience la obra, la realización de la obra y todos los costes que esta conlleva, es decir, todas la inversiones que es necesario llevar a cabo para que la obra llegue a su punto final, y los flujos de la tesorería creados por la venta de las unidades a construir.

La empresa puede elegir la mejor forma para financiar su proyecto inmobiliario, la que más se adapte a sus necesidades, de esta manera conseguirá los recursos que necesita para llevar a cabo el proyecto.

Si te ha gustado, ComparteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *